Home Carreras Un campeón con poca chicha

Un campeón con poca chicha

SHARE

Ing. en Informatica

Patricia Parra – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


Lewis Hamilton aplastó el sábado pasado en la calificación del GP de Japón, batió en más de un segundo el récord del circuito (de 2006, Schumacher) y realizó una de las vueltas más perfectas que se le recuerdan en el último circuito que se le resistía para lograr la pole.

Luego aplastó el domingo y tiene a tiro su cuarta corona mundial cerrando una racha que arrancó tras el verano y con la que ha dado la vuelta al Mundial, justo cuando anunció que es el último deportista de élite en apuntarse a la dieta extrema vegetariana, el veganismo, es decir, no ingerir nada de origen animal, ni tampoco huevos. Parece no resentirse lo más mínimo del cambio de hábitos.

“Es algo hacia dónde iba porque dejé de comer carne roja hace dos años, casi sólo pescado y ahora también lo he cortado”, dijo Hamilton en Singapur, donde reconoció haber dado el salto siguiendo “una misión”, en referencia a que su decisión también está vinculada a su preocupación por el calentamiento global y el medio ambiente, afectados por la alimentación tradicional según los principios de esta dieta.

(Lewis, con su exnovia Nicole Sherzinger)

“De hecho, he comido alimentos de origen vegetal en los dos últimos días y ha sido increíble”, afirmaba el tricampeón, al que esta vez parece moverle algo de más peso que apuntarse a la última moda, corporal o intelectual, preocupado por su pasado familiar, salpicado de enfermedades coronarias y algún caso de cáncer.

“No quiero en 10 ó 20 años tener diabetes o cualquiera de esas cosas. Cuando ves lo que le ponen a la carne, lo que hace en tus arterias y todo eso… con todos los que he hablado me dicen que es la mejor decisión que tomaron en su vida”, asegura el líder del Mundial que tiene su primer match ball en Estados Unidos dentro de 15 días.

Hay varios deportistas de nivel mundial que ya se han subido a la ola vegana como el Kun Agüero, Venus y Serena Williams o Novak Djokovic, que tiene incluso un restaurante vegano. Y ahí siguen. Otros menos conocidos, pero totems del running o el ultramaraton, no dudan de su beneficio y otro buen puñado de deportistas que pasa a la treintena afirma que su carrera deportiva se alarga milagrosamente.

La pregunta de cualquier aficionado es obvia ¿afecta al rendimiento de un atleta de élite como él que debe estar dos horas al límite, con el corazón a 170 pulsaciones y perdiendo dos o tres litros de líquido? Él mismo no lo cree aunque los especialistas británicos, o españoles consultados por MARCA, si ven alguna reticencia.

“No es algo que te afecte de forma imnediata, pero sí más adelante en tu carrera, porque renuncias a un 15% de la alimentación, creo que sí limita su carrera deportiva”, asegura el doctor de la selección española de fútbol Antonio Escribano. “Dejas de ingerir elementos como la vitamina B12, calcio o los ácidos grasos Omega 3 que son todos muy importantes. Aunque imagino que le darán suplementos para reponer estas carencias no es lo mismo que las proteínas animales, es como funciona nuestro motor y no se puede quitar ese combustible”, afirma el galeno a este diario, contrario a esta dieta, que ha intentado quitar de varios futbolistas y deportistas españoles de forma inmediata.

MALO A MITAD DE TEMPORADA

Otros van más allá, como el bioquímico Bob Child, que en la BBC afirma que “es malo hacer este cambio en medio de la temporada y el rendimiento se puede ver afectado hasta que el cuerpo se habitúa”. El hierro (fatiga) y la capacidad de recuperación muscular se ven afectadas, pero sobre todo es habitual que la testosterona se altere en apenas un mes. Y ya se sabe que por ahí pasa la agresividad y otras cosas necesarias al volante de un F1, especialmente remarcadas en el pilotaje del británico. “Por ahí puede perder algo de filo”, se aventura, aunque otros foros de investigación como el British Journal of Cancer evalúan lo contrario, que incrementa el asunto aún más.

Sea como sea, Hamilton parece feliz y su única duda por ahora es cómo seguir la dieta cuando no está en los circuitos con el nutricionista al lado. “En casa, a ver cómo me apaño…” En pista desde luego, no parece tener problemas.