Home Futbol Fútbol Argentino El delantero más famoso en 15 minutos: La película de Wilson Severino

El delantero más famoso en 15 minutos: La película de Wilson Severino

30
SHARE

Ignacio Caballero – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


Guionistas de diferentes géneros parecen haber migrado del arte al periodismo para narrar la historia de Wilson Severino tanto en la previa como en el post partido. Este antihéroe tuvo anoche su despedida en un estadio lleno de hinchas del club de sus amores aunque él salió a la cancha con la camiseta del rival (que tenía una banda de ocasión en honor a River).

Severino: “Soy de River”

La espectativa de ver si el Negro podría convertirle al Millonario era grande pero tuvo muy pocos minutos de juego y la emoción lo desbordó por compartir césped con sus colegas e ídolos.

Sus amigos hinchas de River, le pidieron que entre y haga un gol que igualmente “lo vamos a gritar todos”, según confesó el delantero.

La niñez, el potrero, su hijo y el fútbol de los que se desviven por el deporte y no obtienen más que la satisfacción de realizarlo. “Los pibes del ascenso” que redoblan esfuerzos para poder jugar y que no conocen de “contratos millonarios ni viajes a Europa”, la gente de Boulogne, la gente de su Córdoba natal, la hinchada de River y principalmente la de Atlas que hicieron hasta lo imposible para poder viajar e ir a ver el partido de su regreso y despedida desde General Rodríguez hasta el Martearena de Salta (1500 kilómetros).

La camiseta de Maidana. El defensor le dio su camiseta, él no se la pudo devolver porque en la Primera D el patrocinio de indumentaria es mucho menos generoso que el de un equipo que disputa competiciones internacionales.

El abrazo con Ponzio en el círculo central y la tutela a Pity Martínez el “futuro crack de la Argentina”.

Todo eso vivió Wilson Severino, un delantero que alcanzó lo que no muchos pudieron: ser ídolo y máximo goleador histórico de un club, retirarse a cancha llena y ser el delantero más famoso del país en solo 15 minutos.

Foto: La Nación.