Home Uncategorized El cubano Echevarría ‘sobrevuela’ en la Liga de Diamante de Estocolmo

El cubano Echevarría ‘sobrevuela’ en la Liga de Diamante de Estocolmo

6
SHARE

Guatire-Venezuela. 22 años
Corresponsal de Noticias Deportivas (ámbito profesional)
Amante de la música y la escritura.
Redactor crítico

Diego Morales – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


AFP – 10 JUN 2018

Con un fenomenal salto de 8,83 metros, el prodigio cubano Juan Miguel Echevarría (19 años) dejó su huella en la cita de la Liga Diamante este domingo en Estocolmo a pesar de que su brinco no pudo ser homologado en razón de un viento demasiado fuerte.

Los 1.500 espectadores que acudieron al viejo estadio olímpico retuvieron el aliento después del sexto y asombroso último intento del atleta cubano, cuyas rodillas casi tocaron el final del foso en el momento de la recepción.

La incredulidad después de un intento que se quedó a solo 12 centímetros del mítico récord del mundo de Mike Powell (8,95 metros), dejó desafortunadamente paso a la decepción tras el veredicto del anemómetro (2,1 m/s).

Pero qué importa. Este salto es la prueba del excepcional potencial de Echevarría que se anuncia capaz de buscar distancias nunca vistas al menos en 10 años y parece listo para desafiar al actual número 1 Luvo Mayonga, 3º (8,25 m) este domingo. El cubano había dominado al sudafricano en los mundiales de pista en Birmingham al inicio del año.

“Hoy, yo buscaba 8,50 m pero no pensaba poder saltar tan lejos”, explicó. “Hace tiempo que quiero saltar a este nivel y hay que hacerlo paso a paso. No pienso en los 9 metros. Hará falta trabajar muy duro para alcanzarlos, es una barrera enorme”.

  • La respuesta de Samba –

En los 400 metros vallas, Abderrahman Samba aprovechó la reunión de Estocolmo para marcar su territorio después de la llegada aplastante en la escena internacional de Rai Benjamin. Puesto bajo presión por la sensacional explosión del corredor de 20 años, autor del segundo mejor crono de la historia (47 segundos con 2 centésimas) el viernes en los Campeonatos Universitarios de Estados Unidos, Samba debía reaccionar. Y la respuesta del atleta de Mauritania nacionalizado catarí en 2016 no tardó.

Con un registro de 47 segundos y 41 centésimas, la joven revelación en este inicio de temporada (22 años), durante mucho tiempo poseedor de la mejor marca del año, no corrió tan rápido como la flecha llegada de Antigua y Barbuda, pero mejoró su marca personal, lo que supuso un nuevo récord de Asia.

Samba fue apretado por Karsten Warholm (47 segundos y 81 centésimas), pero el campeón del mundo noruego se dejó ir en los últimos metros, realizando de todas maneras el tiempo más rápido de su carrera.

“Buscaba algo grande y lo hice hoy. La meteorología no era terrible, había viento, lo que nos empujó un poco más fuerte de lo normal, pero no fue un problema”, declaró Samba, que se adjudicó su cuarta carrera en la Liga de Diamante de otras tantas pruebas en 2018 y estará presenta en la cita parisina, el 30 de junio.

  • Guliyev confirma –

Tres mejores marcas del año quedaron borradas: en disco el jamaicano Fedrick Dacres (69,67 m), en los 5.000 metros por el muy prometedor etíope de 18 años Selemon Barega (13 minutos 4 segundos y 5 centésimas) y en los 100 metros vallas femeninos para la campeona del mundo (2013) y olímpica (2016) la estadounidense Brianna McNeal (12 segundos 38 centésimas).

En los 200 metros, el medalla de oro en el Mundial de Londres en 2017 Ramil Guliyev confirmó que será el gran favorito en el Europeo de Berlín (7-12 de agosto). Sin los dos pesos pesados estadounidenses Christian Coleman y Noah Lyles, ni el sudafricano Clarence Munyai, el turco sobrevoló la mitad de pista (19 segundos y 92 centésimas), tres días después de su éxito en Oslo con un crono casi similar (19 segundos y 90 centésimas).

El campeón del mundo de 60 metros Murielle Ahouré fue por contra batido en los 100 metros por el británico Dina Asher-Smith (10 segundos y 93 centésimas), del mismo modo que el campeón de mundo de salto con pértiga Sam Kendricks (5,81 metros) por el sueco Armand Duplantis (5,86 metros), anfitrión en esta cita.