Home Beisbol Gurriel inicia lluvia de cinco jonrones, cuatro de bates latinos

Gurriel inicia lluvia de cinco jonrones, cuatro de bates latinos

SHARE

Ing. en Informatica

Patricia Parra – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


Houston (EE.UU.), 30 oct (EFE).- El poder del bate latinoamericano se ha convertido en la base del ataque de los Astros de Houston y su aportación los ha puesto a solo un triunfo de la Serie Mundial, después de la gran exhibición ofensiva que dieron durante el Quinto Juego del “Clásico de Otoño”, que ganaron en 10 entradas por 13-12.

Aunque el segundo base venezolano José Altuve fue el más productivo, el que inició de nuevo las acciones ofensivas de los Astros fue el primera base cubano Yuli Guirriel, que desde el viernes está envuelto en la polémica tras hacer un gesto racista contra el abridor japonés Yu Darvish.

A pesar de ser suspendido con cinco partidos para el inicio de temporada del 2018, Gurriel ha vuelto a centrarse en el juego y lo hizo bien al ser decisivo con su bate.

“Está todo superado, los compañeros me ayudaron y trabajo de cara al futuro y especialmente a que esta serie se quede en casa”, declaró Gurriel, que no quiso hablar del recibimiento adverso que puede recibir en el Dodger Stadiun por parte de los seguidores del equipo angelino.

“No tengo nada que decir sobre ese asunto”, señaló Gurriel, que dio por concluida las declaraciones que ofreció al finalizar el partido.

Gurriel, que pegó dos veces en cinco oportunidades con el bate, terminó con tres carreras y una anotada, y puso en .250 su promedio con el tolete.

Altuve, con cuatro remolcadas y tres anotadas, el paracorto puertorriqueño Carlos Correa y Gurriel, con tres impulsadas cada uno, y el guardabosques de origen puertorriqueño George Springer, con vuelacercas, remolcada y tres anotadas, mantuvieron a los 43.300 asistentes al “Minute Maid Park” de pie durante todo el partido.

La conexión venezolana-puertorriqueña de Altuve y Correa fue clave al coronar racimo de cuatro en el séptimo, y el antesalista Alex Bregman pegó sencillo en la duodécima sellando el triunfo de los Astros sobre los Dodgers, que les permite quedar a un triunfo del título de la Serie Mundial.

Los Astros, que tuvieron un ataque de cinco jonrones, con su victoria pusieron números de 3-2 en el Clásico de Otoño que se juega al mejor de siete.

Luego de tener una ventaja de tres carreras en el séptimo episodio, construida por Altuve y Correa, los Astros permitieron que la pizarra se empatara en el noveno.

El juego, que terminó con siete jonrones combinados, cinco de ellos de los Astros, parecía Concurso de Jonrones, iniciado por el poder de los toletes de los Astros, luego que Gurriel (2) mandara la pelota a la calle en el cuarto episodio, llevando a dos corredores por delante, en castigo a los lanzamientos del abridor zurdo Clayton Kershaw.

Altuve (2) también hizo sonar el tolete para la novena tejana al conectar de cuatro esquinas en la quinta entrada ante los servicios del relevo japonés Kenta Maeda, con dos hombres por delante y dos outs en el episodio.

El segunda base venezolano volvió a ser el bate más productivo al remolcar cuatro carreras, llegó tres veces a la caja registradora y conectó tres veces en cinco oportunidades con el bate.

Springer (3) sumó otro cuadrangular a su marca personal, al desaparecer la pelota en la séptima entrada solitario, sin outs en el episodio, contra la serpentina del relevo Brandon Morrow.

El jardinero de origen puertorriqueño se fue 3-2 remolcó una carrera y arribó en tres ocasiones a la timbradora.

Mientras que Correa (2) también conectó cuadrangular en el séptimo episodio, con un compañero en el camino sobre los servicios de Morrow.

Correa, que pegó cuando no había outs en la entrada, terminó pegando 3 de 5 viajes a la caja de bateo, con tres remolcadas y dos anotadas.

Por los Dodgers, el guardabosques cubano Yasiel Puig (2) conectó toletazo de vuelta entera en el noveno con un corredor en base, al superar los lanzamientos del relevo Chris Devenski, cuando había un out en la pizarra y fue el que metió de nuevo en el partido al equipo angelino de la Liga Nacional.

Puig hizo contacto una vez con la peloa en cinco viajes a la caja de bateo, terminó con dos remolcadas y anotó una vez para los Dodgers.

El puertorriqueño Kike Hernández aunque no hizo contacto con la pelota en tres turnos al bate pisó dos veces la registradora.