Home Basket “La NBA tiene un problema con el dopaje”

“La NBA tiene un problema con el dopaje”

456
SHARE

Ing. en Informatica

Patricia Parra – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


George Karl parece dispuesto a no dejar títere con cabeza en su nuevo libro ‘Furious George’. Una biografía en la que el ex entrenador del Real Madrid pasa revista a su carrera y critica sin tapujos a jugadores como Carmelo Anthony y a la propia NBA por su política en cuanto al uso de esteroides y sustancias dopantes.

“Tenemos unos controles más exhaustivos que los de la NFL o la MLB. Es cierto, es algo de lo que fanfarroneamos pero seguimos teniendo problema con las drogas, diferente al que tuvimos hace 30 años. Éste me molesta mucho más que el de aquellos idiotas que se metieron en problemas por el uso de drogas recreativas”, afirma el ex entrenador de Sonics, Nuggets o Kings en uno de los extractos de su libro que han salido ahora a la luz.

“Hablo de sustancias dopantes que mejoran el rendimiento como esteroides, la hormona del crecimiento y cosas así. Es obvio que algunos jugadores de la NBA se dopan. ¿Cómo son capaces de hacerse viejos y a la vez estar más delgados y más en forma? ¿Cómo se recuperan de algunas lesiones tan rápido? ¿Por qué demonios van a Alemania durante el verano? Dudo que sea por el chucrut”, continúa explayándose un Karl que no se corta al hablar de estas sustancias.

“Creo que van más por las sustancias más nuevas y más difíciles de detectar que tienen en Europa. Por desgracia los controles siempre parecen ir por detrás del dopaje. Lance Armstrong nunca dio positivo en un control. Creo que queremos que triunfen los mejores deportistas, no los tramposos más fuertes y ricos que utilizan a los mejores científicos, pero no sé qué hacer al respecto”, concluye uno de los nueve entrenadores con más de 1.000 victorias en su palmarés.

De momento es el último pasaje de un libro en el que Karl desvela las interioridades de un mundo que conoce a la perfección tras 26 temporadas como entrenador en la NBA. Habrá que ver hacia donde va dirigida su siguiente bala.

Deja un comentario