Home Basket Lebron anota 45 y Cleveland pasa a segunda ronda; los Rockets machacan...

Lebron anota 45 y Cleveland pasa a segunda ronda; los Rockets machacan a Utah

6
SHARE

Guatire-Venezuela. 22 años
Corresponsal de Noticias Deportivas (ámbito profesional)
Amante de la música y la escritura.
Redactor crítico

Diego Morales – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


AFP – 30 ABR 2018

En un duelo a vida o muerte, Cleveland Cavaliers se impuso este domingo 105-101 a Indiana Pacers gracias a una soberbia actuación del estelar LeBron James, que le dio a su equipo el pase a las semifinales de la Conferencia Este con 45 puntos.

James, de 33 años y en su decimoquinta temporada, jugó los primeros 35 minutos del encuentro de manera consecutiva (43 en total), firmando entonces 38 tantos, siete asistencias y seis rebotes antes de marcharse al vestuario con calambres en sus piernas.

Durante ese periodo, “El Rey” mantuvo a los suyos con vida, firmando sus primeras siete canastas sin fallo para terminar con 45 puntos, siete pases decisivos y nueve capturas.

Tyronn Lue decidió modificar su quinteto inicial en busca de una reacción que le diera la clasificación: dejó en el banco al español José Calderón, situó a LeBron de base y lo rodeó de Kyle Korver, J.R. Smith y Kevin Love abiertos, aprovechando los espacios, y con Tristan Thompson como pívot.

Y el experimento funcionó. Los Cavs arrancaron con un parcial de 19-9, gracias a la intensidad de Thompson y el acierto de James, y cerraron el primer cuarto 31-19.

Pero esta temporada, los vigentes finalistas de la competición carecen de la regularidad y la fiabilidad de otras campañas y, en pocos minutos, esa ventaja se redujo a cuatro (35-31).

Sin embargo, unos últimos minutos magistrales de LeBron pusieron el 54-43 en el marcador al descanso.

Tras la reanudación, los Pacers dejaron claro que no iban a bajar los brazos. Que, como en el resto de la serie, estaban dispuestos a pelear hasta el último segundo. Y así fue.

Los visitantes sellaron un parcial de 16-4 de salida y se pusieron por delante a mediados del tercer periodo para asombro y nerviosismo de los miles de aficionados locales.

  • El retorno del Rey –

James, que le había dicho a su familia en el segundo cuarto que jugaría “todo el partido”, necesitó un descanso.

Con él en el banco durante la serie, los Cavs presentaban un balance nada halagüeño de -18. Pero hasta los reyes necesitan tomarse un respiro.

Este domingo, su cuerpo dijo momentáneamente basta y tuvo que retirarse a los vestuarios a los 35 minutos, uno antes del final del tercero, que finalizó 76-74 para los suyos.

Sin él, los locales sellaron un parcial de 6-0 inicial y aumentaron su ventaja a los 11 tantos, una renta que ya no soltaron.

James regresó a pista para júbilo de los espectadores, en un papel mucho más organizador que ejecutor, dotando de sentido, pausa y talento a un ataque en ocasiones carente de ideas.

Los Pacers lo siguieron intentando hasta el final con varias acciones de mérito de Darren Collison y Victor Oladipo, los mejores visitantes; pero enfrente se encontraba LeBron, que no iba a despedirse de los playoffs en la ronda inicial por primera vez en su carrera.

James, esta vez sí, contó con la ayuda de Love (14), Smith (11) y Thompson (15 y 10 capturas), mientras que por Indiana Collison (23) y Oladipo (30) se combinaron para 53 puntos pero echaron en falta una mayor aportación de sus interiores.

Ahora, en semifinales de conferencia, los Cavs se enfrentarán a los Toronto Raptors.

  • Houston, como un cohete –

Más tarde, los Rockets demostraron por qué son los más capacitados para poner en peligro el reinado de los Golden State Warriors al vencer 110-96 a los Utah Jazz en el primer encuentro de sus semifinales.

Houston rompió el partido al descanso con una ventaja de 25 puntos y gracias a una brillante actuación de James Harden, que finalizó con 41 tantos, siete asistencias y ocho rebotes.

Su compañero de ‘backcourt’, Chris Paul, lo acompañó con 17 y seis pases decisivos, mientras que P.J. Tucker (15) y Clint Capela (16) también superaron la decena de puntos.

Utah, sin el base español Ricky Rubio por una lesión en los isquiotibiales, se vio superado durante los primeros 24 minutos, recibiendo hasta 64 tantos a pesar de ser una de las mejores defensas de la liga.

Los Jazz lucharon en la segunda mitad y recortaron su desventaja hasta los 12 pero la diferencia era demasiado amplia.

El novato Donovan Mitchell fue el mejor de los suyos con 21 tantos, bien secundado por Jae Crowder, con otros 21.

El segundo partido de la serie tendrá lugar de nuevo en Houston, el miércoles.

Corresponsalía: @ElDeportivoVE