Home Futbol Los toboganes de Cristiano Ronaldo

Los toboganes de Cristiano Ronaldo

SHARE

Ing. en Informatica

Patricia Parra – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


Cristiano Ronaldo necesita goles, sentirse capital y centro de todo. Cuando vuelva a ocurrir, la normalidad regresará. La historia se repite y esa exigencia del portugués de ser el número uno en todo, le lleva a agitar un árbol de manera poco natural. CR7 eleva el nivel de exigencia al máximo en todo. No se siente inferior a nadie, peleando por ser el mejor en cada momento. Como tal quiere ser reconocido, en lo deportivo y en lo económico.

El delantero ha visto como en los últimos meses el fichaje de Neymar por el PSG y la renovación no inmortalizada de Messi le han dejado atrás en el salario a percibir como jugador de fútbol (en lo publicitario sigue siendo el rey con una diferencia abismal al resto) y eso es algo que a una persona que busca ocupar el cajón más alto de cualquier podio, le supera. En la edición de ayer de ‘El Chiringuito’ informaron del enfado de Ronaldo por esta razón.

Si a estos millonarios motivos le añadimos la sequía goleadora en LaLiga y el contencioso que mantiene con Hacienda y que le puede costar algo más de 20 millones de euros, el portugués y su entorno plantean una situación complicada de digerir en determinados momentos y que llevan a Ronaldo a tensar una situación que es idílica en otros muchos sentidos.

En el Real Madrid hay tranquilidad absoluta. No hay caso Ronaldo. De hecho sólo preocupa recuperar lesionados, ganar al Atlético y no despedirse de la lucha por el campeonato liguero en el mes de noviembre. El capítulo de renovaciones está cerrada a falta de plasmar la firma de Nacho.

La renovación de Ronaldo se cerró hace un año, con la cual el futuro del portugués y del Real Madrid podrían estar unidos hasta el 30 de junio de 2021, es decir, hasta los 36 años del delantero. Otro asunto es el de una posible mejoraante el cambio de escenario, pero de momento no es algo que se hayan planteado de una manera seria.

En el club están tranquilos y sólo preocupa el momento deportivo y el despertar del equipo a nivel competitivo. No hay más. Y saben que el sábado se juegan mucho ante el Atlético, un rival en la lucha por no permitir que el Barcelona se escape del resto de aspirantes a ganar LaLiga.