Home Futbol Nacho, el invitado inesperado

Nacho, el invitado inesperado

16
SHARE

Ing. en Informatica

Patricia Parra – who has written posts on NoticieroDeportivo.com | .


Madrid, 12 feb (EFE).- Pocos podían pensar que retrasar el saque de banda para provocar una cartulina amarilla sin dañar al rival, le iba a costar a Dani Carvajal dos partidos de sanción. La rigidez de la UEFA provoca que Nacho Fernández se convierta en el invitado inesperado ante el PSG, al que le marcó en el último precedente.

Era el minuto 90 de un partido ante el Apoel de la fase de grupos que dejaba al Real Madrid clasificado matemáticamente como segundo para los octavos de final. El escenario perfecto para buscar una amonestación que le permitiese a Carvajal perderse la última jornada y pasar limpio a octavos de final de la Liga de Campeones.

Había un precedente con tintes surrealistas de la época de José Mourinho en el banquillo madridista que provocó que se mirase con lupa la actitud de Carvajal y se castigase con dureza. Dos partidos de sanción de UEFA y de nada sirvieron los recursos presentados. El lateral derecho titular de Zinedine Zidane se perderá el capítulo de ida de la eliminatoria de octavos del PSG. No podrá ser el encargado de intentar frenar al brasileño Neymar.

Han pasado más de siete años desde que se abriese un expediente con duras sanciones a una acción similar en un encuentro del Real Madrid. Ocurrió en Amsterdam ante el Ajax. Jerzy Dudek, portero suplente, se acercó a la portería de Iker Casillas para darle una orden al oído. Minutos después Xabi Alonso y Sergio Ramos cometían acciones que les costaba su expulsión. El resultado fue dos partidos de sanción a Mourinho, una multa de 20.000 euros a Xabi Alonso y Sergio Ramos, de 10.000 a Casillas y 5.000 euros a Dudek. El Real Madrid era multado con 120.000 euros.

Con ese esperpento en la retina, el perjudicado ha sido Carvajal y por consiguiente Zinedine Zidane que no dispondrá de su defensa ideal para un duelo que marca la temporada. Debe decidir el sustituto. Tirar la de la experiencia de un jugador polivalente que siempre cumple como Nacho, de un lateral derecho natural joven y de proyección como el marroquí Achraf Hakimi o de un experimento que ha usado en contadas ocasiones pero que premiaría el estado de forma de Lucas Vázquez.

Son opciones que alimentan debates aunque en la cabeza de Zidane la opción de Nacho es la más potente. No es amigo de no respetar demarcaciones y ha demostrado durante la temporada que cuando no estuvo Carvajal el sustituto era el natural, Achraf, pero el duelo es de altos vuelos y el Real Madrid ya no tiene red en su caída.

El encuentro en el que quedó apeado de la Copa del Rey en el Bernabéu por el Leganés, marcó a Achraf y los focos apuntan a Nacho para que abandone el centro de la defensa y se prepare para intentar frenar la magia de Neymar.

Pese a comenzar la temporada siempre como suplente, Nacho acaba jugando más minutos que los titulares. Es el comodín defensivo de Zidane, listo siempre para jugar en cualquier demarcación sin que su rendimiento se rebaje. En Liga de Campeones ha jugado en cinco de los seis partidos de la fase de grupos. Todo el partido completo en el doble enfrentamiento ante el APOEL, contra el Borussia Dortmund en el Bernabéu y en las dos salidas más complicadas: en Alemania y Londres contra Tottenham.

Ante el PSG no será el primer día que tenga papel de actor principal Nacho. Curiosamente es el único jugador de la plantilla de Zidane que ha marcado con la camiseta del Real Madrid en partido oficial al equipo francés. Lo hizo para deshacer la igualdad del último cruce de los dos equipos, hace dos años, en la fase de grupos cuando dio el liderato final a su club firmando el tanto del triunfo.

Habían empatado sin goles en París y en la vuelta corría el, minuto 35 cuando Nacho, que jugaba de lateral izquierdo, sorprendía a todos en su subida al recoger un rechace a disparo de Toni Kroos y sin dejar caer el balón al césped, castigar de zurda la mala salida de Trapp. Había saltado al campo tan solo dos minutos antes por una lesión de Marcelo. Más tarde, con el Real Madrid sufriendo para sostener su triunfo, fue clave salvando bajo palos una clara ocasión de Cavani.

En el presente se convierte en el invitado inesperado a la gran cita de los octavos de final de la Liga de Campeones. En esta ocasión más que con un gol, soñará con frenar a Neymar y recibir las suficientes ayudas de sus compañeros en un marcaje que se perfila como clave para el desarrollo de la eliminatoria.